Preguntas y Respuestas con el Investigador del Corazón James F. Dawkins

El científico investigador James F. Dawkins, DVM, se ha mantenido ocupado desde que se unió a Cedars-Sinai en 2011, habiendo trabajado en varias investigaciones innovadoras sobre cómo se pueden usar las células del corazón para reparar los propios tejidos del cuerpo.

Pero no era la investigación médica lo que inicialmente le interesaba. Dawkins habló recientemente con el Newsroom de Cedars-Sinai acerca de cómo pasó de cuidar caballos a estudiar el corazón.

Newsroom: Usted se formó como veterinario. ¿Cómo se interesó en la investigación médica?

Dawkins: Durante la escuela de veterinaria, estaba principalmente interesado en la medicina deportiva equina, hice varias pasantías y pasé la mayor parte de mi tiempo libre con los caballos. Pude trabajar y cuidar caballos de carreras pura sangre en varias pistas en el sur de California. Mi primer mentor estaba extremadamente interesado en la medicina regenerativa, incluida la terapia con células madre para reducir las cicatrices y promover la curación en caballos de deporte, que comúnmente experimentan lesiones en los tejidos blandos. Al graduarme, el campo de la medicina deportiva equina estaba experimentando algunos cambios, con limitadas oportunidades de empleo. Entonces, decidí dedicarme a otra de mis pasiones, que era la cardiología. Vi que el laboratorio del Dr. Eduardo Marbán estaba investigando la insuficiencia cardíaca utilizando un modelo animal grande y pensé: ‘Esto es interesante. Lo voy a probar’.

Newsroom: ¿Qué le interesa de la cardiología?

Dawkins: El corazón es el órgano esencial del cuerpo. Impulsa toda nuestra vida, por dentro y por fuera. Cómo late el corazón a lo largo de nuestra vida es algo que no entendemos del todo. Hay algo acerca de un grupo específico de células que sirven como nuestro marcapasos natural, lo que les permite latir más de mil millones de veces en el transcurso de la vida de una persona; eso es algo fantástico y fascinante. No hay nada en el cuerpo como esto.

Newsroom: Su trabajo consiste en estudiar cómo se pueden utilizar las células del corazón para repararse a sí mismas. ¿Puede explicar?

Dawkins: Esencialmente, tomamos una parte del corazón y en nuestro laboratorio cultivamos agregados esféricos de células, que conocemos como cardiosferas. A partir de esto, derivamos células individuales y, lo que es más importante, aislamos vesículas de transporte de estas células. Estas vesículas de transporte contienen material genético reparador ante la enfermedad.

Newsroom: ¿Estas células derivadas de la cardiosfera son células con propiedades terapéuticas?

Dawkins: Sí, han crecido a partir de tejido cardíaco y contienen propiedades curativas. Una de mis contribuciones es optimizar esas propiedades y convertirlas en un sistema de suministro para los pacientes, específicamente, el suministro basado en un catéter directamente en ubicaciones específicas en el corazón. Aquí es donde un modelo porcino es extremadamente beneficioso, ya que el equipo que usamos se puede traducir directamente para su uso en pacientes humanos.

Newsroom: ¿En qué trabaja en este momento?

Dawkins: Recientemente publicamos un artículo en el European Heart Journal que describe cómo estamos usando vesículas extracelulares, o exosomas, generados por células madre cardíacas, para reducir la cicatrización en áreas del corazón que podrían servir como un nido o sustrato para arritmias fatales. Hemos tomado estos exosomas y desarrollado técnicas de administración focal optimizadas en animales grandes, lo que nos permite reutilizarlos para prevenir latidos cardíacos irregulares asociados con enfermedades, que pueden conducir a la muerte súbita.

Newsroom: También ha trabajado en el desarrollo de un “marcapasos biológico”. ¿Podría explicar eso?

Dawkins: Sí, un marcapasos biológico es precisamente lo que parece. La diferencia entre eso y nuestro marcapasos innato es que estamos reprogramando células cardíacas que de otro modo estarían inactivas al modificar su memoria genética de la misma manera que nuestras células marcapasos naturales se desarrollaron antes del nacimiento.

Newsroom: ¿Cuáles serían los beneficios de un marcapasos biológico frente al marcapasos tradicional?

Dawkins: Si fueras candidato para un marcapasos biológico, no tendrías que tener un aparato dentro de tu cuerpo. Hemos aprendido que la alta responsabilidad de marcar el ritmo con marcapasos mecánicos contribuyen a la miocardiopatía, una enfermedad que afecta al músculo cardíaco. Un marcapasos biológico puede facilitar la restauración de una buena función cardíaca en pacientes con trastornos de la conducción. Un marcapasos permanente y natural es una meta alcanzable en nuestra vida, y disfruto poder contribuir.

Newsroom: ¿En su opinión cuál es el desarrollo más prometedor que algún día podría llegar a muchos pacientes?

Dawkins: En nuestro tiempo creo que podremos frenar las arritmias posteriores a un ataque cardíaco. Comenzamos limitando el riesgo de los pacientes que han sufrido un infarto. Hacemos esto entendiendo sus posibilidades de muerte súbita o limitando la frecuencia en la que necesitarían una intervención de emergencia.

Newsroom: ¿Cómo se adapta su experiencia en medicina veterinaria a su trabajo como investigador?

Dawkins: Bueno, estoy muy familiarizado con la anatomía y fisiología animal, por lo que alinear esos intereses con los médicos y científicos de humanos ha sido excelente. He tenido la oportunidad de trabajar con personas y colegas increíbles con las que he aprendido en el tiempo que he estado en Cedars-Sinai. Continúan contribuyendo a mi comprensión de la enfermedad humana.

Newsroom: ¿Cuál es el proceso para mantenerse involucrado en la investigación?

Dawkins: La investigación es un esfuerzo comunitario impulsado por la naturaleza de entendernos a nosotros mismos. Nuestra curiosidad colectiva sigue muchos hilos. Una buena pregunta lleva a otra; sin embargo, la biología de los mamíferos tiene más hilos que un suéter. Disfruto ir al laboratorio todos los días y hacer esas preguntas científicas: ¿cómo podemos mejorar esto? ¿Cómo podemos optimizar los descubrimientos anteriores, mientras contribuimos al avance de la comprensión? Eso es lo que disfruto.

A %d blogueros les gusta esto: