Jets de Nueva York están más que comprometidos con Zach Wilson

FLORHAM PARK.- Los Jets de Nueva York no se darán por vencidos con el quarterback Zach Wilson después de solo dos temporadas, según el entrenador Robert Saleh, quien insistió que la organización hará todo lo posible “contra viento y marea” para maximizar su potencial.

Este fue el respaldo más fuerte de los Jets a Wilson, cuyo futuro ha sido objeto de intensa especulación debido a dos envíos a la banca. Saleh dijo que Wilson, quien será un inactivo saludable el domingo contra los Dolphins de Miami, puede comenzar su recuperación con un descanso mental del futbol americano tan pronto como termine la temporada.

“Ve a leer un libro, ve a hacer algo, aléjate de este juego, solo reinicia”, dijo Saleh. “Creo que el mejor regalo que te puedes dar a ti mismo como ser humano es descubrir qué es importante para ti. ¿Qué valoras y cómo puedes apegarte a esos valores día tras día?

“Ese es el mejor regalo que te puedes dar a ti mismo, es descubrirte a ti mismo. Creo que Zach necesita alejarse, leer un libro y descubrir eso”.

Saleh señaló que Wilson tiene solo 23 años, una edad en la que muchos jugadores aún están madurando. Este ha sido un año difícil para la ex estrella de BYU, seleccionado segundo en la general en 2021. Se perdió los primeros tres juegos por una lesión en la rodilla y fue enviado a la banca por primera vez cuando el equipo tenía marca de 6-4.

Zach tiene todo el talento del mundo, y tenemos toda la confianza del mundo en él”, dijo Saleh. “Es solo, como dije, un reinicio. Vamos a pelear con él. Lo haremos. Contra viento y marea, vamos a descubrir cómo llevarlo a donde sabemos que puede estar”.

Los Jets (7-9), perdedores de cinco partidos consecutivos y eliminados matemáticamente el domingo pasado para los playoffs de la NFL, no se han comprometido con Wilson como su titular para 2023. Su contrato de novato se extiende hasta 2024; debe ganar un total de 9.3 millones de dólares (totalmente garantizados) durante las últimas dos temporadas.

Los otros dos quarterbacks en la lista de 53 jugadores, Mike White y Joe Flacco, serán agentes libres. White, quien comenzará el partido final contra los Dolphins, se ha mostrado prometedor en cuatro aperturas esta temporada (1-3), pero los Jets podrían optar por un producto más probado en 2023. Lo más probable es que adquieran a un veterano del mercado de la temporada baja.

“[Él necesita] seguir trabajando”, dijo el coordinador ofensivo Mike LaFleur. “Es un miembro de los Jets y eso no va a cambiar. Esa es mi forma de pensar”.

Tanto los entrenadores como el mismo Wilson han reconocido que sus fundamentos han fallado, específicamente, su juego de pies y equilibrio. El plan después del primer banquillo era que se concentrara en sus fundamentos, pero volvió a la acción después de solo tres semanas de inactividad debido a la lesión en la costilla de White.

Saleh dijo que no es un problema de talento con Wilson, quien desató una tormenta de fuego al negarse a asumir la responsabilidad por una mala actuación en la derrota del 20 de noviembre ante los Patriots, el precursor de su primera banca. Un Wilson emocionado luego se disculpó con el equipo.

TE PUEDE INTERESAR: El descanso no pasa por la mente de Tom Brady en la última semana de la NFL

“Queremos asegurarnos de volver a conectarnos con Zach y recuperar su confianza, recuperar su confianza en sí mismo y en nosotros, en nosotros y en él, en todos nosotros”, dijo. “Solo para asegurarme de que vuelva a la normalidad, asegurarme de que su juego de pies sea correcto, la mecánica correcta, su mente correcta. No es una cuestión de talento para Zach. Yo creo eso. Vamos a trabajar duro para ayudarlo, y estamos comprometidos con él”.

Es raro que un equipo pase de un mariscal de campo altamente seleccionado después de solo dos temporadas. Desde 1998, sólo dos quarterbacks top 10 duraron menos de tres años con el equipo que los seleccionó: Ryan Leaf (Chargers, selección número 2 en 1998) y Josh Rosen (Cardinals, selección número 10 en 2018).

En dos temporadas, Wilson tiene marca de 15-18 como titular, con 15 touchdowns, 18 intercepciones, un 55% de pases completos y solo 4,022 yardas aéreas. Su QBR para las dos temporadas es 35.0, el más bajo entre 35 pasadores calificados.

A %d blogueros les gusta esto: